Thoughtful Parenting: Building strong relationships with our kids | SteamboatToday.com

Back to: News

Thoughtful Parenting: Building strong relationships with our kids

It is common for kids to go through phases where they are more connected to one parent than the other. Sometimes, though we love them deeply, we may butt heads more with one of our children than the other.

Events also can trigger a rift in our relationships with our kids. Divorce, a decision to move, a tragedy or even an argument about family rules can drive a wedge between parent and child. If you’re feeling disconnected, it is important to be intentional about repairing the relationship before this temporary phase becomes a permanent pattern in your relationship.

When kids feel out of sync with a parent, almost any conversation can trigger the stress response in their brain. Often we want to jump right in to difficult conversations or fix a problem behavior, but if our kids aren’t feeling secure in their attachment to us, they tend to react with resistance or simply shut down.

All healthy relationships develop in stages, and they can be repaired in stages, as well. The ability to shape our kids’ behavior relies on a foundation of safe and secure attachment. When kids feel attached, parenting is simply easier. With that in mind, here are some ideas to help you build strong relationships with your kids, so those difficult conversations can be much more productive.

• Get close (literally!): Show them that you enjoy their company by looking for opportunities to be near your child. This may include snuggling, playing chess or cards, going on a walk, building Legos together, offering to brush their hair or give them a foot rub. If possible, take your child on an overnight getaway. When kids get a sense that their parents don’t enjoy their company, they move toward becoming peer attached rather than parentally attached. Being close via proximity is the first step toward a healthy relationship.

• Connect: When you have something in common, whether it’s watching a favorite sports team, a favorite dessert, a love of fishing or a common obsession with a reality TV show, you can use that connection to strengthen your relationship. Intentionally plan an outing around a common loved activity. If you don’t feel connected by a common activity, ask them questions about something of interest to them — a favorite sports team or video game — and make certain you are present when they give their answer.

• Now ask: The first two steps allow kids’ resistance to soften. When they feel safe and secure, they will be more open to tough conversations. Now is the time to ask them about their new girlfriend, how they did on their math test, or if there is something you can do to help them fall asleep at night or get up in time for school in the morning?

Remember, relationships with your kids take work just like relationships with your significant other takes work. When the relationship seems to need some fine-tuning, see that as an opportunity, rather than an obstacle, and enjoy the process.

Dr. Kristen Race is the author of “Mindful Parenting” and founder of Mindful Life. As the parent of two young children Dr. Race is quite familiar with the hectic lives of what she calls “generation stress.” She has a doctorate in child and family psychology and is the creator of the Mindful Life Schools method, which is used in schools nationwide. Through her work, Kristen fuses the science of the brain with simple mindfulness strategies for families, schools and businesses, all designed to create resiliency towards stress.

Construyendo relaciones sólidas con nuestros hijos

Es común que los niños pasan por fases donde están más conectados a uno de los padres que el otro. Abecés, aunque los amamos profundamente, podemos topar cabezas más con uno de nuestros hijos que con el otro.

Los eventos también pueden desencadenar una ruptura en nuestras relaciones con nuestros hijos. Divorcio, la decisión de mudarse, una tragedia o incluso una discusión sobre las reglas familiares pueden crear una brecha entre padres e hijos. Si usted siente que se desconecta Es importante tener la intención de reparar la relación, antes de que esta fase temporal se convierta en un patrón permanente en su relación.

Cuando los niños se sienten fuera de sincronía con los padres, casi cualquier conversación puede desencadenar la respuesta del estrés en el cerebro. A menudo queremos ir directamente a conversaciones difíciles o arreglar un problema de conducta, pero si nuestros hijos no se sienten seguros en su cariño hacia nosotros ellos tienden a reaccionar con resistencia o simplemente se cierran.

Todas las relaciones saludables se desarrollan en etapas y se pueden reparar en etapas también. La capacidad de moldear el comportamiento de nuestros hijos depende de una fundación de cariño fuerte y seguro. Cuando los niños se sienten unidos, la crianza de los hijos es simplemente más fácil. Con esto en mente, aquí están algunas ideas para ayudarle a construir una relación fuerte con sus hijos, por lo que esas conversaciones difíciles pueden ser mucho más productivas.

• Acérquese (¡literalmente!): Muéstreles que usted disfruta de su compañía buscando oportunidades de estar cerca de su hijo(a). Esto puede incluir acurrucarse, jugar ajedrez o a las cartas, ir a dar un paseo, construir con Legos juntos, ofrézcase a cepillarle el cabello o darle un masaje en los pies. Si es posible, lleve a su hijo en una escapada de una noche. Cuando los niños tienen la sensación de que sus padres no disfrutan su compañía, se mueven hacia convertirse a juntarse en grupos y no con a juntarse con sus padres. Estar cerca a través de la proximidad es el primer paso para una sana relación.

• Conéctese: Cuando usted tiene algo en común, ya sea ver su equipo favorito de deportes, un postre favorito, el amor por la pesca, o una obsesión común con un programa de realidad de televisión, usted puede utilizar esa conexión para fortalecer su relación. Intencionalmente planifique una salida en torno a una actividad común. Si usted no se siente conectado por una actividad común hágales preguntas sobre algo de interés para ellos, un equipo deportivo favorito o un vídeo juego – ¡asegúrese de que usted esté presente cuando den su respuesta!

• Pregunte ahora: Los dos primeros pasos permiten que la resistencia de los niños se suavicé. Cuándo que se sientan seguros de que van a estar seguros ellos estará más abierto a conversaciones difíciles. Ahora es el momento de preguntar acerca de su nueva novia, como lo hicieron en su prueba de matemáticas, o si hay algo que usted puede hacer para ayudar a conciliar el sueño por la noche o para despertar a tiempo para la escuela por la mañana.

Recuerde, las relaciones con sus hijos al igual como las relaciones con su pareja requiere mucho trabajo. Cuando la relación parece necesitar algunos ajustes, debe ver eso como una oportunidad, más que un obstáculo, y ¡disfrutar del proceso!

La Dra. Kristen Race es la autora del libro La Crianza Consiente, y fundadora de La Vida Consiente. La doctora es madre de dos niños, y sabe de las dificultaes de una vida agitada a lo que ella se refiere "estrés generaciónal". Ella tiene un doctorado en psicología infantil y familiar y es la creadora de las escuelas del método escolar La Vida Conziente que se utilizan en las escuelas por todo el país. A través de su trabajo, Kristen fusiona la ciencia del cerebro con estrategias simples de conciencia para familias, escuelas y empresas, todas ellas diseñadas crear resistencia al estrés.